AFILIADOS NORMALES
Afiliados Élite (33/40)
Auatenland1zp6r0z.jpgsubir imagen
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK
Últimos temas
» ¿Qué piensas cuando digo...?
Mar Ago 30, 2016 9:28 pm por Pansy Parkinson

» Dedica una canción...
Lun Ene 25, 2016 5:38 pm por Pansy Parkinson

» G. Alessia Donetti || En construcción
Vie Nov 06, 2015 10:36 pm por G. Alessia Donetti

» MINITRAMA Nº1 Halloween - Inscripciones
Dom Nov 01, 2015 5:54 pm por Pansy Parkinson

» Programación
Sáb Oct 17, 2015 5:03 pm por Pansy Parkinson

» Trama nº 1 - El primer ataque: Hombres lobo
Miér Oct 14, 2015 8:04 am por Emily Blackwood

» ¿Qué estás escuchando?
Mar Oct 13, 2015 12:34 am por Samantha Thompson

» Pon pareja al de arriba.
Mar Oct 13, 2015 12:33 am por Samantha Thompson

» Si yo despertara a tu lado...
Mar Oct 06, 2015 6:28 pm por Pansy Parkinson


Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Samantha Thompson el Sáb Sep 05, 2015 1:13 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha


Viernes, 4 de septiembre del 1998

Hoy teníamos la tarde libre. El profesor Flitwick tenía que asistir a una importante reunión, así que la mayoría de los alumnos se fueron directos a la biblioteca a preparar los primeros exámenes del curso. Sin embargo yo, como de costumbre me dirigí directa a mi habitación. Todavía quedan dos días, aun tenía tiempo para estudiar, pensé.

Cuando llegué a mi habitación me dejé caer sobre la cama pensando en que podía dormir un poco antes de la cena. Cosa que fue imposible, estuve dando vueltas y vueltas en la cama, enrollándome en las sabanas como un taco durante unos veinte minutos sin que me entrara una pizca de sueño. Suspiré y salí disgustada de la cama. "¿Y ahora qué hago?" Caminé hacia la jaula de mi mascota, Arki, con la idea de jugar un rato con él, pero lo único que encontré fue bola de pelo durmiendo profundamente.

Arki... Arki...— dije mientras le pinchaba la  barriga con el dedo índice. Para mi sorpresa mi querido animalito despertó perezosamente, me dio un buen mordico y se volvió a hacer un ovillo. —¡Maldita bola de pelo!— protesté apretándome el dedo herido que empezaba a sangrar. —Esta vez te has pasado, peludo.— dije mientras me limpiaba la herida.

Dejé de lado al apestoso hurón, y empecé a dar vueltas por la habitación sin saber que hacer. Y pasados unos cinco minutos me encontraba saltando en la cama, hasta que el extraño ruido de algo crujir bajo mis pies fue señal de que no tenia la edad para esa cosas, después me puse a limpiar el polvo de mis viejo libros y finalmente acabé con la cabeza colgando de la orilla de la cama mientras leía un viejo libro de hechizos.  —¡Jodeer, cómo me aburro!— dejé caer el libro al suelo y a continuación me escurrí yo, suspiré y miré hacia la pared llena de fotos raras. "Si" Me levanté de un salto, tomé mi varita y la vieja polaroid de mi madre. —Vamos a ver que encontramos hoy...

Caminé por los pasillos de Hogwarts observando cada pequeño y raro detalle sin suerte, más que un raro bicho de color morado que parecía una oruga que sonreía a la que no dude en sacarle una foto. Seguí caminando hacia los patios para ver si por allí tenia más suerte, dado que la mayoría de los alumnos estaban en clase y todo estaría más tranquilo. Y fue entonces cuando vi un gran árbol que resaltaba de todos los demás, y no era por sus hermosas hojas de un color rojizo oscuro sino por la persona que estaba allí, tumbada durmiendo pacíficamente. "Creo que ya tengo una buena foto" Me acerqué de forma sigilosa para no despertar a aquel desconocido chico. "A esta foto la titularé: El chico durmiente y el árbol de sangre. No, espera, eso suena muy macabro... soy una mierda para los títulos.." Tomé la cámara y hice una foto algo alejada de él para que saliera bien aquel bonito árbol. La imagen se imprimió al instante y la zarandeé un poco para que se secara la tinta. "No está mal". Guardé la pequeña foto en un plástico y me acerqué más al chico durmiente colocándome de cuclillas junto a él. "Vaya... si que es guapo". Miré un instante al chico, cautivada por la paz que desprendía y con mi cámara le tomé una foto. Él bello durmiente, pensé, riéndome por dentro. Lo que no tuve en cuenta en ese instante fue el ruido que hacía mi cámara a la hora de imprimir la imagen... "Oh dios mio..."



Última edición por Samantha Thompson el Dom Sep 20, 2015 11:56 pm, editado 2 veces
avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Caleb J. Turner el Lun Sep 07, 2015 1:36 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha


Ya era bien entrada la tarde, y una tenue luz anaranjada iluminaba las cristaleras del castillo, consiguiendo que un resplandor especial se cerniera sobre la edificación, dándole así, un aspecto extraño y hermoso al mismo tiempo.  Aparté la mirada del cegador reflejo y mis ojos se posaron sobre el libro que descansaba en mi regazo. Me encontraba en el patio, a cobijo de un gran árbol, algo apartado de la entrada al colegio, y por ende, del resto de alumnos. No me gustaba la compañía, tan sólo me relacionaba con Logan, y contestaba en clase a los profesores cuando no tenía más remedio. El resto del tiempo, lo pasaba en solitario, tocando el piano, o inmerso en la lectura, sobretodo en algún cuento de Edgar Allan Poe, como ocurría en esos momentos.

Con manos ávidas, abrí la vieja encuadernación de piel antigua y algo desgastada por el paso de los años, y mis dedos se movieron con agilidad sobre las hojas amarillentas, hasta dar con la página que estaba buscando.  El gato negro, rezaba en el título:

«Me sentí entonces más miserable que todas las miserias humanas. ¡Pensar que una bestia, cuyo semejante había yo destruido desdeñosamente, una bestia era capaz de producir tan insoportable angustia en un hombre creado a imagen y semejanza de Dios! ¡Ay, ni de día ni de noche pude ya gozar de la bendición del reposo! De día, aquella criatura no me dejaba un instante solo; de noche, despertaba hora a hora de los más horrorosos sueños, para sentir el ardiente aliento de la cosa en mi rostro y su terrible peso —pesadilla encarnada de la que no me era posible desprenderme— apoyado eternamente sobre mi corazón.»

No sé en qué momento me quedé dormido, abrazado a ese libro. Lo único que recuerdo, es que lo que en un principio parecía ser un sueño tranquilo y reparador, de pronto se transformó en un torbellino de emociones y visiones extrañas, en las que yo aparecía junto al cadáver de mi amigo.  Quería salir de allí, abandonar esa pesadilla que me acompañaba desde lo ocurrido, y fue un ruido cercano lo que consiguió que escapara, abriendo los ojos aun con el corazón en un puño.  Parpadeé dos veces, al ver frente a mí a una hermosa chica, con una cámara que apuntaba en mi dirección. He de decir, que en un primer instante, pensé que aun seguía inmerso en mis sueños, y que aquella imagen que se proyectaba ante mis narices, no era más que un ángel que venía a sacarme de aquel infierno... Un ángel capaz de conseguir que la voz de mi amigo dejara de resonar en mi cabeza, como si fuera el eco de mi propia conciencia... Conseguir que de una vez se marchara, que dejara de perseguirme con ese tono sarcástico y esa nota de demencia y reproche que tanto me apesadumbraba.

Alcé una de mis manos, hasta dar alcance a la fotografía que acababa de expulsar la máquina, dándome cuenta en esos mismos instantes de que aquello era real y no parte de mi subconsciente. Fue en esos momentos, cuando mis ojos, que por unos segundos parecían haberse dulcificado, se clavaron fieros en los de la joven desconocida, y mis facciones se endurecieron, llegando a mostrarse crueles.
¿A qué vienes... a burlarte del rarito y a sacarle una foto para reírte más tarde junto a tus amigas?— mi voz denotaba enfado y  una pizca de timidez, ya que no acostumbraba a tratar con nadie, y menos con chicas tan bonitas.

Partí la foto en cuatro trozos y dejé caer estos al suelo, dispuesto a abandonar el lugar y regresar a mi dormitorio, lejos de ella y de cualquier otra persona que pretendiera acercarse más de la cuenta. Pero en esos instantes, unas voces que me eran conocidas llegaron a mis oídos. Me puse en pie casi de un salto y agarré a la chica con fuerza desde atrás, pegando nuestros cuerpos al tronco del árbol y susurrándole en el oído que no hiciera el menor ruido. Esas voces  pertenecían a un grupo de idiotas que la habían tomado conmigo nada más llegar a Hogwarts, y que disfrutaban humillándome cada vez que podían.

«Maldita sea... El libro», pensé. Lo había dejado al otro lado del árbol, en el suelo, y el líder de los matones acababa de verlo. Sabía que estaba escondido, y así me lo hizo saber, soltando un par de carcajadas, mientras se agachaba a recoger mi ejemplar de Poe y arrancaba un par de páginas. Yo, no quería problemas, no quería enfrascarme en una pelea, tenía miedo de que la cosa se me fuera de las manos y que volviera a ocurrir algo como aquello que tanto me perturbaba. Pero aun así, al sentir como de nuevo arrancaba otra página, solté a mi acompañante y salí de mi escondite. Debía acabar con aquello, demostrarles que no les tenía miedo...
¡Noooo!—Grité, a la vez que acababa cayendo sobre el matón. Éste, perdió el equilibrio y su cuerpo golpeó contra el suelo. Sus facciones eran frías y duras, pero en discordancia, una sonrisa adornaba sus  labios. Sabía que yo no tenía ninguna oportunidad contra él, pero aun así, mis ojos amenazantes se mantuvieron fijos en su sobrecogedora mirada. —No pienso darte la satisfacción de que vuelvas a humillarme nunca más.

Tras mis palabras, lo próximo que recuerdo es un mar de golpes. Tanto él como sus dos amigos, se estaban cebando conmigo, y yo, sentía como si miles de cristales me atravesaran por dentro, destrozándome por completo. Un lastimoso gemido surgió de mi boca, pero ni tan siquiera intenté defenderme, tan sólo les sonreí, mientras advertía su furia a través de sus ojos que se habían tornado tan brillantes como las mismísimas llamas del infierno.




Una vez terminado el juego, el rey
y el peón vuelven a la misma caja.


avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 06/08/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff.
Curso/Empleo : 1r curso de adultos no intensivo.
Edad : 25 años.
Altura : 1,93.
Orientación sexual : Heterosexual.
Compañer@ sentimental : Zodito...
Varita : Acebo y núcleo de Pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.
Boggart : La persona que mató a mi amigo muggle.
Patronus : Cuervo.
BSO : Black Veil Brides - Lost it all
Galeones : 835
Ver perfil de usuario

Caleb J. Turner
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Samantha Thompson el Miér Sep 09, 2015 1:22 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha


Viernes, 4 de septiembre del 1998

Y como era de esperar el chico abrió sus ojos, unos bonitos ojos azules. Me puse a pensar una buena excusa para que aquello no resultara raro, pero mi mente se había quedado en blanco, ¿existía algo para excusarme de aquello?. Solo era una chica desconocida apuntando con mi cámara su cara ¿Una acosadora? Dios mío, ¡no!.  Aquel chico moreno se hizo con la foto que había escupido mi cámara. —Oye yo...— dije con una voz apenas audible. Entonces noté como aquel ambiente cambiaba completamente, el chico empezó a decirme palabras que no tenian sentido, acusándome de cosas que nunca haría. ¿Quién era este tipo? ¿Porqué está tan a la defensiva? Mi cara de sorpresa se volvió de enfado cuando destrozo la foto en mis narices. Sabia que le había hecho una foto sin permiso pero ¿usarla para reírme de él? ¿Qué? ¿Quién cojones se iba a reír de una foto de un tío echándose una siesta? Le miré desconcertada y recogí la foto hecha añicos del suelo.  

Escucha tío, siento que no te haya gustado tú careto dormido, pero no tenia pensado en ningún momento usarlo para reírme de ti. Encima ¿Sabes que el papel fotográf...— pero el chico moreno me interrumpió tirándome hacia él y cubierto la boca. Estaba apunto de morderle los dedos cuando me susurró que no hiciera nada. "¿Qué coño le pasa a este tío?¿Por qué nos escondemos?" Escuché pasos y risas, y notaba como el pecho del chico latía cada vez mas rápido en mi espalda.  

Entonces el chico me soltó y gritó sobresaltándome. "¿Qué varitas está pasando aquí?". Salí de detrás del árbol decidida a decirle unas cuantas cosas al moreno, pero me quedé paralizada. El chico de mi fotografía se estaba pegando con otro tipo mientras otros dos se reían y animaban a su compañero, intenté hablar pero no me salían las palabras. En esos segundos perdidos los otros dos tipos se unieron a la fiesta machacando al chico. —¡Ya basta!— grité y me lancé a la espalda de uno de ellos. —¡Le vais a matar, estúpidos!— dije mientras le estiraba los pelos a aquel tipo, que gritó y me lanzó fuera de su espalda como si nada, haciendo que mi cámara saliera despedida hacia el otro extremo. Seguí a la cámara con mis ojos y vi como el lente se destrozaba contra el suelo. Aquel tipo sonrió y siguió con lo suyo, ignorándome completamente. —Hijo de puta...Esto ya es personal.— saqué mi varita y la apreté con fuerza.—¡ACCIO BATE!— un bate llegó volando hacia mis manos. Sin perder tiempo salí corriendo muy cabreada y le di con todas mis fuerza en la cabeza al chico que se había cargado mi cámara, este perdió el equilibrio y cayó al suelo. "Dios mío ¡¿Qué hago?!". Los otros dos tipos me miraron boquiabiertos, el chico del batazo en la cabeza se puso de pie enseguida mirándome con rabia. Vi como unos hilos de sangre bajaban de su cien. "Samantha corre" —Vaya parece que tenemos a una golpeadora entre nosotros.— dijo aquel tipo riéndose. Miré hacia el suelo donde el chico de mi fotografía se estaba incorporando, los tipos siguieron mis miradas y rieron. —¿Qué pasa esta sucia rata es tu novio?— habló otro de ellos. —Dejarlo en paz.— dije con la voz temblorosa —¿O qué?— reía. "Samantha huyé". Uno de los chicos se acercó vacilante al chico moreno tendido en el suelo y antes que esté lo alcanzara lo apunté con mi varita —"Desmaius"— de la cual salió disparada una luz roja que lo derribó, dejándolo aturdido en el suelo. Los dos chicos llenos de rabia observaron como su compañero caía al suelo inconsciente. -Así que te gusta este tipo de cosas...— ambos chicos sacaron sus varitas con asquerosas sonrisas en sus caras. —Entonces juguemos...— 




Última edición por Samantha Thompson el Dom Sep 20, 2015 11:57 pm, editado 1 vez
avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Caleb J. Turner el Jue Sep 10, 2015 11:47 pm

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha


Hice una mueca de disgusto, ante el sonido desagradable del bate golpeando la cabeza del matón. Esa chica sabía golpear con fuerza. Tanto así, que el tipo cayó al suelo, al  mismo tiempo que la sangre descendía por su rostro. Aquello no hizo más que incrementar mi preocupación, sabía lo peligrosas que podían resultar las peleas, y en ésta, no sólo me veía involucrado yo, si no que había arrastrado conmigo a esa chica.  Sin duda, cuando todo esto acabara, tendría que disculparme con ella por haberla juzgado sin tener ni idea de sus verdaderas intenciones, y después, agradecerle que el lugar de correr, se hubiera quedado a hacerles frente a esos tipos para salvarme de su ataque.

¡Dejadla, ella no tiene nada que ver en esto! — Mi voz sonó firme, grave,  con un tono de amenaza al cual no estaba acostumbrado. —¡Ni siquiera la conozco... Es a mí a quien queréis! —Uno de los tres matones se acercó hacia mí, molesto por mis palabras y dispuesto a seguir golpeándome. Apreté los dientes y alcé el puño, dirigiendo éste  hacia su estúpida cara, al mismo tiempo que de fondo escuchaba un... "Desmaius", y el tipo caía al suelo aturdido, antes de que yo le rozara...

Ahora, la atención de los otros dos recaía en la rubia. La observaban con furia, y ambos habían sacado sus varitas, preparándose para atacarle. El corazón me bombeaba con fuerza, debido a los nervios y a la subida de adrenalina, y sentía como éste golpeaba mis sienes con cada latido, como si se tratara de un martillo. No podía dejar que el miedo a lo que pudiera pasar me paralizara, debía actuar con rapidez y aprovechar que esos chicos estaban centrando toda su atención en ella.
¡Asssscen...incenddio! —Grité, pronunciando mal el hechizo  sin querer. Entonces los dos salieron volando por los aires a la vez que sus túnicas comenzaban a arder.  Eso iba a ponerlos de muy mala leche. —¡Corre, vayámonos de aquí! —Me agaché a recoger la cámara de la chica y tomé a la rubia de la mano, tirando de ella con fuerza, mientras corría como un energúmeno en dirección al castillo. Una vez dentro, seguí corriendo por uno de los largos pasillos, sin soltarla en ningún momento, escuchando a nuestras espaldas los insultos de esos matones.  

¿Estás bien? —Le pregunté, a la vez que abría una puerta al azar y entraba, cerrando tras nosotros, al darme la vuelta, vi donde estábamos, era el cuarto de la limpieza y no había salida.  «Maldita sea» Posé mi dedo índice sobre los labios de la rubia, advirtiéndole de que no hiciera el menor ruido, y a los pocos segundos, escuchamos los pasos acelerados de los tres matones pasar de largo. Por lo visto, habíamos conseguido despistarlos.

Apoyé la espalda en la pared y me dejé caer al suelo hasta quedar sentado, con la vista fija en la cámara fotográfica que aun tenía en mi poder.
Reparo... —pronuncié en voz baja, apuntando a la cámara y dejándola como nueva. Luego, se la devolví a su dueña. —Creo que te debo una disculpa, no era mi intención meterte en un lío... —Mis ojos se clavaron en los suyos por un breve espacio de tiempo, pero rápidamente los aparté, fijando la vista en el suelo.

Me dolía todo el cuerpo, incluso huesos y músculos que ni sabía que existían hasta ese momento, y al llevarme la mano al rostro, ésta se tiñó de rojo. Por lo visto me habían dejado   la cara como un puto mapa...

No soy un cobarde... — mi voz apenas resultó audible dentro de ese cuartucho. Y ni tan siquiera sabía por qué había dicho aquello. ¿Qué me importaba a mí lo que pudiera pensar una desconocida?





Una vez terminado el juego, el rey
y el peón vuelven a la misma caja.


avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 06/08/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff.
Curso/Empleo : 1r curso de adultos no intensivo.
Edad : 25 años.
Altura : 1,93.
Orientación sexual : Heterosexual.
Compañer@ sentimental : Zodito...
Varita : Acebo y núcleo de Pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.
Boggart : La persona que mató a mi amigo muggle.
Patronus : Cuervo.
BSO : Black Veil Brides - Lost it all
Galeones : 835
Ver perfil de usuario

Caleb J. Turner
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Samantha Thompson el Sáb Sep 12, 2015 1:33 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha
 

Viernes, 4 de septiembre del 1998

Estaba apunto de echarme a llorar de los nervios, cuando escuché la voz del chico gritar algo parecido a "¿ascendio?". Entonces vi como aquellos matones que ahora iban a machacarme se encontraban volando y con fuego en sus capas. Aún despistada ante aquello el moreno me despertó,  teníamos que salir de allí.  Lo primero que pensé fue en mi cámara pero como si aquel desconocido me hubiese leído la mente, se hizo con ella. Tomó mi mano con fuerza -quizá demasiada- y salimos por patas de aquel ring improvisado. —— le susurré en forma de respuesta mientras miraba hacia atrás.

Entramos dentro de un pequeño cuarto lleno de trastos y polvo, que provoco que empezara a toser un poco. Ante eso sentí como el chico me mandaba a callar posando su dedo en mis secos labios, y entonces escuché unos pasos e insultos en el pasillo, que se fueron alejando hasta que sólo se escuchaban nuestras agitadas respiraciones.

Me quedé allí de pie, mirando como aquel chico lleno de golpes se sentaba y observaba mi cámara en sus manos y la arreglaba. Acepté la cámara y la apreté contra mi aún excitado pecho, mirando los intensos ojos del chico que apartó con rapidez . —No...— Y sin motivo empecé a reírme. Primero con una pequeña risa nerviosa que acabo en carcajadas, seguramente el chico creía que estaba loca. Pero esas carcajadas se convirtieron en sollozos, a las que le siguieron unas gruesas y constantes lágrimas. Me dejé caer al suelo y abracé mis rodillas con fuerzas. No quería que aquel desconocido me siguiera viendo moquear.  

Qué he hecho...— dije con un fuerte dolor en la garganta como si me hubiera tragado cristales.

Hace mucho que no lloraba, es más Sam se sorprendió mucho de ella misma cuando empezó a llorar y a moquear como una niña pequeña. Creía que ya se había olvidado de como llorar, pero no. No sabía exactamente porque lloraba, quizá por salir sin apenas un rasguño, más que un dolor leve en el trasero y la espalda o porque le había dado con un bate a un tío, no lo sabia bien. "Yo no soy así, yo soy la chica pacífica que no pega a la gente con un bate". Estaba muy confundida, tenía miedo,  sabía que eso le había pasado por actuar sin pensar, no era ninguna justiciera, sólo era una estúpida chica que odiaba a la gente que hacía sentir mal a otra sólo para divertirse, así como hicieron con ella al entrar a Hogwarts.

Entre mis sollozos que se iban haciendo mas leves y silenciosos, pude escuchar apenas la voz del chico. —Y yo no soy una heroína...— dije como si aquello fuera la hora de las confesiones. Después de decir aquello, me sentí muy avergonzada y me puse de pie de un salto dándole la espalda, mientras me limpiaba las lagrimas y me sorbía los mocos de una manera no muy femenina. —Siento... lo de la foto... y siento haberlo empeorado todo... yo...yo no suelo pensar las cosas... perdón
 



Última edición por Samantha Thompson el Dom Sep 20, 2015 11:58 pm, editado 1 vez
avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Caleb J. Turner el Vie Sep 18, 2015 2:51 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha


Claro que no. Das más el perfil de villana. Le bateaste a ese tipo el coco con tal fuerza, que el cacahuete que tiene por cerebro, le va a estar rebotando dentro de la cabeza durante un mes —No pude evitar, pese a la situación en la que nos encontrábamos, que una pequeña sonrisa se dibujara en mi rostro.  Sin duda alguna,  era una chica muy valiente y con principios.

No tienes que disculparte por eso, mi reacción fue exagerada... No era más que una foto...


Me sorprendí a mí mismo con mis palabras. Se suponía que debía seguir molesto con ella. Había invadido mi intimitad, y eso era algo que detestaba. Y sin embargo, todo vestigio de enfado había desaparecido, dando paso al agradecimiento por su ayuda.

Mis ojos dejaron de estar fijos en el suelo, observando a la chica, que se había puesto en  pie, dándome la espalda. Hasta esos momentos, ni tan siquiera me había fijado en que estaba llorando. ¿Qué se suponía que debía hacer? No estaba acostumbrado a tratar con chicas desde hacía mucho tiempo. Es más, a excepción de Logan, procuraba no tratar con nadie.

Me puse en pie, dejando escapar un leve quejido de dolor, y caminé hasta quedar justo detrás de ella. Luego, aparté un  mechón de su cabello, acariciando de forma torpe su mejilla. Ésta, aun  estaba húmeda por el paso de las lágrimas, y al notarlo, sentí unas ganas casi irrefrenables de abrazarla. Sin ser apenas consciente de mis actos, me agaché, apoyando la barbilla en su hombro y rodeándola con mis brazos durante unos segundos. El tiempo justo de darme cuenta de lo que estaba haciendo y alejarme, hasta chocar contra unos estantes y hacer que unos botes de cristal casi cayeran al suelo.

Mi libro... tengo que recuperar mi libro —Ni tan siquiera sabía si esos matones se lo habían llevado, pero era la excusa perfecta para salir de allí y acabar con esa situación tan embarazosa para mí. Tomé a la chica de la mano y con exagerada cautela abandonamos nuestro escondite. Sin hacer el menor ruido, comenzamos a movernos por los pasillos. En un par de ocasiones, nos topamos con alguno de esos tipos, pero logramos esquivarlos sin ser detectados. Sonreí tontamente al ver que pasaba de largo, sintiendo una absurda sensación de triunfo ante nuestra habilidad para eludirlos.

¿Te encuentras mejor? — No podía evitar preocuparme, y eso me desconcertaba. Estaba rompiendo mis propias reglas. Esas que me decían que era mejor no acercarse a nadie, preocuparse tan sólo de uno mismo...  Cuanto menos tuviera que ver con las emociones y con los problemas de esa chica, más fácil me resultaría seguir soportando el día a día... ¿O simplemente intentaba convencerme de eso a mí mismo? Estaba tan asustado de lo que pudiera perder y de lo que los demás pudieran descubrir de mí, que no era capaz de arriesgarme a conocer a nadie...






Una vez terminado el juego, el rey
y el peón vuelven a la misma caja.


avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 06/08/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff.
Curso/Empleo : 1r curso de adultos no intensivo.
Edad : 25 años.
Altura : 1,93.
Orientación sexual : Heterosexual.
Compañer@ sentimental : Zodito...
Varita : Acebo y núcleo de Pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.
Boggart : La persona que mató a mi amigo muggle.
Patronus : Cuervo.
BSO : Black Veil Brides - Lost it all
Galeones : 835
Ver perfil de usuario

Caleb J. Turner
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Samantha Thompson el Sáb Sep 19, 2015 2:42 am

Te lo prometo no soy una acosadora...
Patio | Por la tarde | Caleb y Samantha
 

Viernes, 4 de septiembre del 1998

Sonreí ante sus palabras, que en parte tenían mucha razón. Iba a girarme para responderle cuando sentí como el chico apartaba un mechón de mi cabello y rozaba una de mis mejillas, sorprendiéndome. "¿Qué? ¿Cuándo ha llegado aquí?" Y fue entonces cuando mi cuerpo se estremeció ante su abrazo. No me dio tiempo ni a reaccionar a aquello, el chico se había apartado tan rápidamente que se había chocado con el estante de su espalda, me giré y miré al chico desconcertada. Encogí mi cabeza hacia un lado y olí mi cabello. "¿Echo peste o qué?" sonreí ruborizada.

Todo aquella situación se había vuelto muy incómoda y mi mente estaba en blanco, no sabía que hacer o que decir. Entonces el chico habló, y suspiré aliviada. —Sí, vamos a ver.—  Asentí colgando la cámara en mi cuello.

Sentí la cálida mano del chico apretando mi mano fría y algo sudada. —Vamos—  dije sonrojada y ambos salimos del cuartucho con mucho sigilo. Caminamos por los pasillo en modo ninja, mirando y volviendo a mirar hacia todos lados. Me llevé un buen susto cuando casi nos encontramos cara a cara con uno de los matones. Pero finalmente logramos salir al patio sin ser visto y di un largo suspiro de alivio.

Sí, estoy bien— sonreí. —Pero será mejor que nos demos prisa, y encontremos tu libro, hay que curarte esas heridas— dije mirando su cara llena de golpes. —Y por cierto, no soy una villana, prefiero ser una antiheroína, suena más guay (?)

Caminamos hasta el árbol, pero allí no había ni trasto de su libro. —Espera, voy a buscar por allí— Me alejé hacia unos arbustos que se encontraba a unos pasos de aquel árbol. "Espero que aquellos mierdas no se lo hayan llevado..." Seguí buscando hasta que vi un trozo de papel al fondo del poblado seto. "Quizás..." Metí la mano entre las las enredaderas y saqué el papel con cuidado pero no con el suficiente, ya que una de las ramas me había arañado buena parte del antebrazo. —¡AAAAUCH!— grité. Le eché un vistazo a la hoja y luego me acerqué al chico.

En esos momentos, aunque ansiaba aniquilarlo de un solo golpe, me sentía paralizado por el recuerdo de mi primer crimen, pero sobre todo -quiero confesarlo ahora mismo- por un espantoso temor al animal.— cité  entregándole el papel al chico. —¿Edgar Allan Poe? ¿El gato negro, verdad? Lo siento solo he encontrado esa hoja, no había más...—  

 


avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: Te lo prometo no soy una acosadora...lo hago por el arte (?) {Caleb J. Turner}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.