AFILIADOS NORMALES
Afiliados Élite (33/40)
Auatenland1zp6r0z.jpgsubir imagen
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK
Últimos temas
» ¿Qué piensas cuando digo...?
Mar Ago 30, 2016 9:28 pm por Pansy Parkinson

» Dedica una canción...
Lun Ene 25, 2016 5:38 pm por Pansy Parkinson

» G. Alessia Donetti || En construcción
Vie Nov 06, 2015 10:36 pm por G. Alessia Donetti

» MINITRAMA Nº1 Halloween - Inscripciones
Dom Nov 01, 2015 5:54 pm por Pansy Parkinson

» Programación
Sáb Oct 17, 2015 5:03 pm por Pansy Parkinson

» Trama nº 1 - El primer ataque: Hombres lobo
Miér Oct 14, 2015 8:04 am por Emily Blackwood

» ¿Qué estás escuchando?
Mar Oct 13, 2015 12:34 am por Samantha Thompson

» Pon pareja al de arriba.
Mar Oct 13, 2015 12:33 am por Samantha Thompson

» Si yo despertara a tu lado...
Mar Oct 06, 2015 6:28 pm por Pansy Parkinson


El baile de la calabaza - Samantha

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Logan Myers el Jue Sep 17, 2015 5:25 am

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores | Por la mañana | Samantha


Sábado, 12 de septiembre de 1998.

Te estoy diciendo que me encuentro bien. A ver si nos lavamos los jodidos oídos—. Dije, con algo de furia, mientras me levantaba de la cama de la enfermería. Ya habían pasado dos días desde que se había producido el ataque y yo tampoco estaba tan mal como algunos, podía echar una mano.—Además, seguro que la señora Pomfrey está de acuerdo en que me vaya. Que te hayas prestado voluntario para ayudar en la enfermería no significa que mandes sobre quién entra y quién sale—. forcejeé levemente contra aquel alumno, que no quería dejarme dar un paso adelante, para marcharme. Suspiré, intentando tranquilizarme y me acerqué mucho a él.—Si no me dejas salir, te prometo que acabarás pasando lo que resta de semana aquí y no como voluntario. ¿Entiendes?— De inmediato se apartó y yo pude seguir con mi camino.

La verdad es que todavía me seguía doliendo el pecho, pero no de forma exagerada. El primer día inhalar con fuerza o intentar levantarme, era un suplicio pero, por suerte, la medicina mágica era bastante rápida. Mi uniforme estaba completamente roto, yo estaba cubierto de sangre y de restos de polvo o vete-a-saber-qué de haber caído al suelo, así que podía decirse que no tenía muy buen aspecto. Mientras avanzaba, pude ver a muchas personas ayudando a arreglar los desperfectos mediante el uso de la magia y a limpiar. Había decidido que yo también echaría una mano, pero primero haría una parada por los aseos y, finalmente, por la sala común de Hufflepuff.

Una vez duchado y con ropa de paisano -pues no me iba a poner mi uniforme de recambio para ponerme a limpiar el destrozo- salí al pasillo de la cocina, desde los barriles de la entrada a mi casa, para buscar a alguien de los que estuvieran organizando todas las tareas. Si podía mandarme a hacer algo de provecho, me sentiría mucho mejor que tirado en una cama. Tras indicarme que necesitaban ayuda en el almacén de la cocina, pues solo había un par de voluntarios ahí, me di media vuelta y busqué aquella habitación.

Abrí la puerta con cuidado y saludé a los que estaban trabajando allí para ordenarlo todo y hacer inventario de la comida. Algunas cosas debían tirarse, pues había claros indicios de pelea allí dentro y sangre, a decir verdad, todavía había mucha sangre. Ésta estaba pegajosa, prácticamente seca, cubriendo gran parte del suelo. Avancé y cogí una caja, pero al hacer el esfuerzo, el pecho volvió a dolerme, haciendo que me la caja se me cayera. Ésta contenía varias calabazas, que se esparcieron por el suelo. Pisé los restos de una sin querer, para acabar dándome un espaldarazo contra el suelo, tras hacer unos movimientos bastante estúpidos intentando evitar caerme. Para cuando estuve en el suelo, tuve que apartar media calabaza que, no sé por qué, había aterrizado sobre mi cara.


Última edición por Logan Myers el Dom Sep 20, 2015 2:45 am, editado 1 vez



Logan Myers

avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/07/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff
Curso/Empleo : Primero de adultos, no intensivo.
Edad : 25 años
Altura : 1,85
Orientación sexual : Heterosexual
Compañer@ sentimental : -
Varita : «Tejo y núcleo de cola de fénix, treinta y cuatro centímetros, con algo de curva, poco flexible.»
Boggart : El ministro de magia
Patronus : Una acromántula
Galeones : 842
Ver perfil de usuario

Logan Myers
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Samantha Thompson el Vie Sep 18, 2015 10:39 pm

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores| Por la mañana | Logan


El miedo de aquella noche aún se podía palpar en el aire. Habían alumnos que no habían salido muy bien parados, pero yo no era uno de ellos. Además ciertos lugares de la escuela estaban destrozados por las distintas peleas entre mago y hombre lobo.

Muchos alumnos se ofrecieron voluntarios para ayudar con los desperfectos, al igual que yo, ya que nada grave me lo impedía y no me podía estar quieta sin hacer nada.

Me dirigí al Gran Comedor, donde algunos profesores nos encargaban las tareas en la que podríamos ser de ayuda. La profesora Trelawney muy nerviosa me ordenó encargarme del inventario de la cocina, junto dos alumnos más. Me dio un blog y una pluma y los tres nos fuimos hacía allí.

Aquello era un desastre, casi no pudimos entrar con todos los trastos que habían por el medio, además de mucha sangre seca y un tufillo que no ayudaba nada. Escuché como la chica de mi derecha le entraban náuseas y salía corriendo. "Perfecto..." Tanto yo como el otro chico empezamos a sacar las cosas de por medio. —Que desastre...— Cogí la pluma y empecé a anotar las cajas de verduras que estaban intactos y las que no. Entonces entró otro chico, -quizá el suplente de aquella chica- bastante alto y con cara de pocos amigos, nos saludó y se puso a ayudar.

Vamos a ver, las zanahorias y las especias, están bien— lo apunté. —Las calaba...— No pude acabar la frase, vi como al chico nuevo se le caía la caja de calabazas y pisaba una, resbalándose y haciendo movimientos tontos para evitar no pegarse una buena leche, cosa que fue en vano, y lo peor de todo fue ver como una de las calabazas había aterrizado en su cara. "Samantha, aguanta, Samantha no te rías, Sam..." —¡JAJAJAAJAJAJAJA!—  Fuertes carcajadas salieron de mis labios que hicieron saltar al otro chico que  se encontraba mirando a aquel tipo en el suelo con ojos como platos. —Per..Perdón.. perdón. Pero es que ha sido muy gracioso ¡JAJAJAJAJAJA!— Reírme de caídas tontas era algo que nunca podía evitar, si, puede que sea algo cruel, pero era algo que podía conmigo.  Dejé el blog y la pluma en la mesa más cercana y caminé hacia el chico. —Vamos chico calabaza, levanta— extendí mi mano hacia él con una risita. —Hay mucho que hacer— Pero al dar otro paso más cerca de él, sin darme cuenta, pise el resto de una calabaza reventada y entonces todo pasó a cámara lenta... Moví los brazos como si intentará salir volando, para evitar caerme de la misma forma que aquel tipo, pero tampoco lo conseguí, y caí de culo en la caja semi vacía de calabazas con cara de susto.




avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Logan Myers el Sáb Sep 19, 2015 7:59 pm

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores | Por la mañana | Samantha


Sábado, 12 de septiembre de 1998.

Hice un gesto de dolor que no se vio, gracias a que ese pedazo de calabaza estaba cubriendo mi rostro y después, me lo quité de mala gana, escuchando de fondo las risas de la chica rubia que se encontraba allí. Por reflejo, miré el pedazo que segundos atrás estaba cubriendo mi cara, para darme cuenta que -para colmo- tenía una cara feliz dibujada. Lo lancé lejos y llevé la mano a mi pecho, si la señora Pomfrey me veía en ese situación, seguramente me caería la del pulpo.

Miré a la chica de la que provenían tales carcajadas, alzando una ceja. Le verdad es que no la estaba mirando de lo mejor, pero me relajé, intentando no sacar a relucir mi mala leche. Alargué el brazo hacia ella, yendo a cogerle de la mano cuando ésta me la ofreció, pero jamás llegué a hacerlo. Todo pasó muy rápido, de un momento a otro la vi haciendo aspavientos con los brazos intentando mantener el equilibrio y poco después, estaba dentro de la caja, como una calabaza más. Fue entonces cuando se hizo un pequeño silencio y tras él, empecé a reírme yo a carcajadas, sujetándome el pecho nuevamente.

Hice una semi-croqueta, para poder levantarme usando mis manos y mis rodillas. Una vez de pie, intenté sacudirme los restos de comida, que ya estaban impregnados en mi ropa, así como algunos pedazos de sangre. Puse cara de asco y me resigné, en el fondo ya sabía que iba a ponerme como un cerdo y por eso no me había puesto el uniforme. Las tornas se habían cambiado, aunque ahora era yo el que le ofrecía la mano para levantarla, o más bien, le agarraba de las maños sin mucho miramiento y pegaba un tirón para que se pusiera de pie. Quizás era un poco bruto, pero había funcionado bien, salvo porque el dolor que sentía se acentuó durante los segundos que estuve haciendo el esfuerzo.

Estuve a punto de hablar para presentarme, pero entonces escuché las risas a nuestras espaldas. El chico que se encontraba allí, se estaba descojonando a base de bien de nosotros. Me bastó mirarle para que dejase de reírse y añadiera un «Bueno, yo voy a ir a ver si me necesitan por otro lado». Le seguí con la mirada hasta que se marchó y después volví a mirarla a ella.
Soy Logan—. Me presenté— Y supongo que el dúo calabacero se ha quedado a solas para enfrentarse al inventario del almacén—. Solté una pequeña risilla al recordar ambas hostias y volví a ponerme manos a la obra.

Cuando fui a coger una nueva caja, vi que sobre unas verduras había algo extraño. Con cuidado lo cogí y lo observé, hasta que me di cuenta que era un pedazo de carne humana, cubierta con sangre.
¡Me cago en la puta!—Lo lancé—¿Cuánta puta gente ha muerto aquí?



Logan Myers

avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/07/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff
Curso/Empleo : Primero de adultos, no intensivo.
Edad : 25 años
Altura : 1,85
Orientación sexual : Heterosexual
Compañer@ sentimental : -
Varita : «Tejo y núcleo de cola de fénix, treinta y cuatro centímetros, con algo de curva, poco flexible.»
Boggart : El ministro de magia
Patronus : Una acromántula
Galeones : 842
Ver perfil de usuario

Logan Myers
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Samantha Thompson el Mar Sep 22, 2015 12:19 am

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores| Por la mañana | Logan


Creo que a esto se le llama karma, pensé viéndome con el culo atascado en una caja de calabazas. Menos mal que la mayoría de calabazas estaban pochas y se aplastaron con la caída, sino no sé como me hubiese quedado el culo... Escuché como el chico con cara de calabaza se reía de mi estúpido estado y empezó a pegarme la risa. Realmente era muy graciosa aquella situación. El moreno se puso en pie y me ofreció su ayuda, tiró de mi y salí de la caja de un salto. "Joder que bruto, casi me quedo sin brazos" Me levanté y empecé a sacudirme el mono vaquero que llevaba puesto, sacándome un montón de puré de calabaza que tenía pegado en el culo. "Puto asco..." El otro chico que se encontraba con nosotros empezó a reírse a carcajadas, pero se calló automáticamente cuando el tío de la calabaza le miró con cara de mala leche, y se largó con una estúpida excusa, dejándonos todo el trabajo a nosotros dos. "Wow ¿Quién es este tipo?" Y como si me hubiese leído la mente el moreno se presentó. "Dúo calabacero ¿Qué?" Reí ante aquello y una vez mi mono estaba mas o menos decente, le miré y me presenté.

Tienes razón— sonreí —Soy Samantha, un placer— Busqué un trapo para quitarme la porquería que impregna mis manos. —Que lastima seguro que hubiera salido un buen pastel de calabaza con esto— dije colgando en la pared al trapo en una especie de percha destrozada. "Bueno al no me he manchado con sangre de a saber quién como ese tipo, ugh, que ascazo" Empezamos a ordenar las cosas, quitando un montón de cajas de por medio, recogiendo calderos y herramientas raras que no sabía si realmente servían para cocinar. Luego volví al blog y la pluma, y empecé hacer la lista de aquellas cosas. Le pedí a Logan que me dijera si las verduras de la caja del fondo estaban en buen estado, pero éste cuando tuvo la caja en sus manos empezó a maldecir haciéndome escribir un garabato raro en la hoja. —¿Pero qué nari...?— me giré asustada. Y entonces algo frío, blando, húmedo y pegajoso choco contra mi cara. "Gente ha muerto aquí, gente ha muerto aquí, gente ha muerto aquí" Dejé caer el blog y la pluma al suelo mientras ese supuesto asqueroso trozo de carne humana fría y pegajosa seguía en mi cara. Grité, y mi estómago empezó a bailar claqué dentro de mi. —¡Quítamelo quítamelo, quítamelo!— gritaba mientras avanzaba a ciegas hacia él dando manotazos al aire. Hasta que lo encontré, o eso creía ya que uno de mis aspavientos sonó como si le hubiese dado una gran bofetada a alguien. —¡Quítamelo cojones!— No me atrevía a tocar aquella cosa, estaba realmente pálida e intentaba pensar en cualquier cosa para evitar que las jodidas magdalenas que me había zampado antes de empezar a ayudar vieran la luz del mundo. "Hurones, gatitos, flores,..., carne humana, carne humana, carne humana..." Y empezaron las arcadas.




avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Logan Myers el Mar Sep 22, 2015 7:03 pm

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores | Por la mañana | Samantha


Sábado, 12 de septiembre de 1998.

No presté atención a dónde había caído ese pedazo de carne, tan sólo me dediqué a frotar mi mano contra mi pantalón, con asco y rapidez, para intentar limpiarla y a poner cara de asco, sintiendo un escalofrío recorrerme al pensar que había estado sujetando tejido humano muerto. Lo único que supe de aquella cosa asquerosa, es que había caído impactando contra algo, pues un ruido asqueroso sonó a mis espaldas mientras yo volvía a sentir un escalofrío. Esa caja, dónde lo había encontrado, definitivamente iría a desecharse. Estaba a punto de decirle que apuntase que eso iba a tirarse, cuando ella empezó a quitar.

¿Pero qué cojones?— Me giré rápidamente a mirarla, justo para recibir un guantazo en toda la boca. No sabía qué puta manía tenían las mujeres por arrearme hostias en situaciones adversas, pero no era la primera vez que me pasaba, lamentablemente.

La cogí por los hombros, separándola de mi y zarandeándola levemente para que se diera cuenta que se trataba de mí y que parase de hacer aspavientos. Al tenerla tan cerca de mi cara, con eso cubriendo todavía la suya y sentir sus arcadas, yo tuve que empezar a reprimir también las mías, intentando quitarle la ''mascarilla facial'' sin atreverme a hacerlo realmente por si un chorro de vómito salía propulsado hacia mi persona. Cuando me decidí, lo agarré con tan solo dos dedos y lo lancé nuevamente.

Suspiré aliviado, para volver a escuchar a esa mierda impactar contra algo. Justo cuando miré al hueco de la puerta, pude darme cuenta de que ahí se encontraba el profesor Snape, con ese pedazo de carne cubriendo su cara, como lo había hecho con Samantha anteriormente. El hombre se encontraba inmóvil, sin rostro y sin hablar, pero era fácilmente reconocible por su vestuario y sus pelambreras. Reprimí otra arcada cuando me giré a mirar a Samantha, que tenía algunos restos de sangre en la cara. Acerqué mi mano para quitarle un pequeño coágulo de la ceja y moví los labios, susurrando muy bajito para que únicamente ella me escuchase y no el profesor.

Nos va a caer una buena—. Todos conocíamos al profesor y su fama de simpático. —Corre antes de que se...— Justo en ese momento, el hombre comenzaba a quitarse aquello de la cara, lentamente.—¡Corre!— Dije, echando a correr, no sin antes recoger la carpeta del inventario. Más tarde, borraría nuestros nombres como ayudantes y podría los de otro, así Snape no nos encontraría... ¿o sí?



Logan Myers

avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/07/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff
Curso/Empleo : Primero de adultos, no intensivo.
Edad : 25 años
Altura : 1,85
Orientación sexual : Heterosexual
Compañer@ sentimental : -
Varita : «Tejo y núcleo de cola de fénix, treinta y cuatro centímetros, con algo de curva, poco flexible.»
Boggart : El ministro de magia
Patronus : Una acromántula
Galeones : 842
Ver perfil de usuario

Logan Myers
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Samantha Thompson el Sáb Sep 26, 2015 2:02 am

El baile de la calabaza
Hogwarts, interiores| Por la mañana | Logan


Alguien me zarandeo y supuse que era Logan. Estaba que echaba todo cuando el chico sacó aquello de mi cara. Sentía mi piel fría, humada, sucia, muy repugnante y la asquerosa bilis punzando mi garganta. No me giré a ver donde había mandado aquello, pero el ruido que hizo me resultó familiar. Seguía con cara de asco mirando al chico, mientras me llevaba una mano a la boca entre arcadas, no quería que aquella escena se volviera más asquerosa para ambos. Logan sacó algo con cara de asco de mi enorme ceja y seguí sus dedos para ver como tiraba una especie de coágulo. "Dios santo..." No podía articular palabra, sabía que si lo hacia en ese momento iba a bañar a aquel chico con mi merienda de las cinco. Susurró aquello y me giré con los ojos como platos hacia la puerta, tragué saliva y volví a mirar a Logan asintiendo con miedo y asco a la vez. Miré a Snape mientras que con las palmas de mis manos intentaba quitar la porquería de mi cara a toda velocidad. Pero poco tiempo me dio a seguir limpiándome, ya que el chico moreno echó a correr con el inventario en las manos hacia la puerta. Me olvidé de lo asco que daba y le seguí, rezando para salir de aquella. Snape era uno de los profesores que más respectaba, mentira, que más miedo me daba. La mayoría de los alumnos evitaban cruzarse con él, siempre tenia la manía de sacar puntos a las casas por cualquier cosa, por más insignificante que fuese.

Esquivamos al profesor en la puerta y echamos a correr como posesos. En todos mis años en Hogwarts, nunca había echo tanto ejercicio. Seguimos corriendo por el largo pasillo esquivando a algunos alumnos. Giré mi rostro para ver si Snape nos seguía y logré ver -entre un grupito de alumnos- que caminaba hacia nosotros, mientras que con su capa se limpiaba la porquería de la cara. Un escalofrío se apodero de mi cuerpo, y justo cuando iba a gritarle a Logan que se diera más prisa choqué con alguien. —¿Estás bien?¿Estás bien?— le dije a la chica a la que estaba aplastando. Ella sonrió con dolor y asintió. —Lo siento— Volví mi cabeza desesperada para vigilar a Snape, y éste tan solo se encontraba a unos metros. —Hostia puta— Me levanté a toda prisa y le tendí la mano a la pequeña chica. Aquella chica con cara miedo dudo en darme la mano, no quitaba sus ojos de mi supuesta cara llena de porquería. —Es una larga historia— sonreí y eche a correr. "Me suena, me suena... ¡AH! Es la chica bajita de Slytherin que vengué con la rubia en clase de herbología". Pegué un sprint para alcanzar a Logan, que dudaba mucho que se hubiera dado cuenta de mi hostia. —Lo...— Estaba apunto de alcanzarlo cuando mis piernas se olvidaron de como correr, me tropecé y caí hacia delante intentado engancharme de Logan para no estamparme de nuevo, pero solo conseguí rozar su camiseta con mis manos, aunque mis dedos si tuvieron más suerte. Como si fueran ganchos atraparon los bolsillos traseros de su pantalones, cosa que no sirvió de nada ya que sus pantalones cayeron hacia abajo al igual que yo, dándome de bruces contra el suelo. —Dios...— Sentí como algo caliente bajaba de mi nariz, y antes que alcanzarse mis labios coloqué mi mano haciendo presión. —Creo que me he roto la nariz... Coño...— dije exagerando aún tirada boca abajo en el suelo.





avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 26/08/2015
Casa de Hogwarts : Gryffindor A
Curso/Empleo : Séptimo
Edad : 18
Altura : 1.70
Compañer@ sentimental : Los dulces.
Varita : «Nogal negro y núcleo de pelo de cola de Thestral, veintiocho centímetros, ligeramente flexible.»
Patronus : Lobo
BSO : Linkin Park - Breaking The Habit
Galeones : 897
Ver perfil de usuario

Samantha Thompson
Gryffindor A

Volver arriba Ir abajo

Re: El baile de la calabaza - Samantha

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.