AFILIADOS NORMALES
Afiliados Élite (33/40)
Auatenland1zp6r0z.jpgsubir imagen
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK
Últimos temas
» ¿Qué piensas cuando digo...?
Mar Ago 30, 2016 9:28 pm por Pansy Parkinson

» Dedica una canción...
Lun Ene 25, 2016 5:38 pm por Pansy Parkinson

» G. Alessia Donetti || En construcción
Vie Nov 06, 2015 10:36 pm por G. Alessia Donetti

» MINITRAMA Nº1 Halloween - Inscripciones
Dom Nov 01, 2015 5:54 pm por Pansy Parkinson

» Programación
Sáb Oct 17, 2015 5:03 pm por Pansy Parkinson

» Trama nº 1 - El primer ataque: Hombres lobo
Miér Oct 14, 2015 8:04 am por Emily Blackwood

» ¿Qué estás escuchando?
Mar Oct 13, 2015 12:34 am por Samantha Thompson

» Pon pareja al de arriba.
Mar Oct 13, 2015 12:33 am por Samantha Thompson

» Si yo despertara a tu lado...
Mar Oct 06, 2015 6:28 pm por Pansy Parkinson


Incluso hoy deseó verle desaparecer - LIBRE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Incluso hoy deseó verle desaparecer - LIBRE

Mensaje por Zachary I. Neeson el Mar Sep 29, 2015 1:56 am

Incluso hoy deseó verle desaparecer
Aseos | Por la mañana | Con Camille


''La desdicha es diversa. La desgracia cunde multiforme sobre la tierra. Desplegada sobre el ancho horizonte como el arco iris, sus colores son tan variados como los de éste y también tan distintos y tan íntimamente unidos.¡Desplegada sobre el ancho horizonte como el arco iris!¿Cómo es que de la belleza he derivado un tipo de fealdad; de la alianza y la paz, un símil de dolor? Pero así como en la ética el mal es una consecuencia del bien, así, en realidad, de la alegría nace la pena. O la memoria de la pasada beatitud es la angustia de hoy, o las agonías que son se originan en los éxtasis que pudieron haber sido ''

-Edgar Allan Poe


--Mi nombre es Zachary, aunque una vez, cuando tuve libertad, fui llamado Zac por mis cercanos, que eran menos de los que podríais llegar a imaginar; no mencionaré mi apellido, pues, a nadie importa en absoluto. Tampoco importa el nombre -realmente-, pero la poca dignidad que me queda; que no me han arrebatado y que sigue en mí, me pide no resignarme a ser, sencillamente, ''el estudiante rarito de Hufflepuff''. --


Los aseos.

Cerré los ojos con fuerza justo antes de sumergirme. Esperé bajo el agua hasta que no aguanté más la respiración y las pequeñas burbujas iban saliendo hacia la superficie, como si la propia agua estuviera hirviendo en ese mismo momento. Aguanté, aguanté, aguanté... entonces una fuerza que no esperaba me sacó al exterior. Cómo no, uno de esos chicos que solían hacerme bullying.

- ¡DÉJAME! - Repliqué mientras me sacaban a rastras del lugar y era cubierto por una toalla más bien rasposa y que antaño había sido blanca, pero que ahora lucía más bien de un gris cemento. El chico se fue, caminando hacia el final de la sala, avisando  a los demás. En esos momentos me di cuenta de la falta de ética del momento y de que, seguramente, estaría bien que alguien vigilase esta parte de los aseos.

Caminé un par de pasos hacia el perchero que tenía mis pertenencias y me vestí torpemente. Esos días me sentía más débil de lo normal. Una vez acabé volví sobre mis pasos, ahora sólo debía atravesar la sala y marchar hacia el comedor, seguramente estarían sirviendo el desayuno en ese momento. No fue hasta después del tercer paso en dirección a la puerta de salida, que mi vista se nubló y una figura negra pasó frente a mí a gran velocidad. Me giré para verla, pero no había nadie. Entonces al volver a girarme hacia delante, cómo si de una escena previsible de película se tratara, esa sombra estaba frente a mí. Ahogué un grito, tan sólo en un inicio, pues acabó por salir del fondo de mi garganta, desgarrado. Retrocedí como pude, sin dejar de observarlo y con pasos torpes amenazantes con hacerme resbalar con el agua que había en el suelo. No me detuve hasta que mi espalda chocó con una pared.

Me dejé caer ayudándome de ésta, para quedarme sentado en el suelo. Cerré los ojos, contando hasta tres y cuando los volví a abrir aquella sombra ya no estaba. Sonreí. Entonces aquel poema volvió a mi mente. '' Cuando subía la escalera  vio a un hombre, pero ese hombre no estaba allí. Incluso hoy deseó verle desaparecer...'' y como si de una broma macabra del destino se tratara o como si por pensar aquellas frases que antes de experimentar esas visiones tanto me habían gustado, hubiera invocado a ese ser que me seguía. El hombre se encontraba al final de la sala, frente a  mi, mirándome. ''Pero aquel hombre no estaba allí''.- ¡DÉJAME EN PAZ!¡FUERA DE AQUÍ!¡LARGO!¡TE HE DICHO QUE ME DEJES!- grité, grité con todas mis fuerzas, cerré los ojos y golpeé mi cabeza dándome con los puños cerrados, tratando de eliminar esa imagen de mi cabeza de una forma desesperada.

En ese momento me di cuenta; ese hombre, como en mi poema, no estaba allí, algo que ya sabía con antelación, pero además, en su lugar había una persona que había llamado al profesorado y personal de hogwarts, dando el aviso de que un alumno estaba descontrolado y, a mi alrededor , muchos de los estudiantes me miraban como si fuera un loco. Mis ojos se empañaron. Sólo quería volver... volver a casa. Que dejaran de acosarme y aprovechar para reírse de mí en todo momento... y que esas visiones desaparecieran.



avatar
Foto identificativa :
Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 10/09/2015
Casa de Hogwarts : Hufflepuff
Edad : 21
Altura : 1,78
Orientación sexual : Em...
Varita : «Fresno y núcleo de pluma de fénix, treinta y dos centímetros, con algo de curva, inflexible.»
Boggart : Matones
Patronus : Tigre pequeño
Galeones : 837
Ver perfil de usuario

Zachary I. Neeson
Hufflepuff B

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.